La Coordinadora del Tercer Sector reclama medidas especiales para los 270.000 mayores que viven solos y la infancia en situación de pobreza de la Comunidad de Madrid

Acceder al pdf 12 marzo 2020
  • La Coordinadora solicita que todos los servicios que han dejado de prestarse por el cierre de los centros sean sustituidos por servicios de teleasistencia además del establecimiento de medidas para proteger a las pequeñas y medianas ONGs de la Comunidad de Madrid.

La Coordinadora del Tercer Sector de la Comunidad de Madrid reclama al Gobierno autonómico la adopción de servicios de teleasistencia que permitan suplir los servicios ofertados por los centros de la tercera edad que permanecerán cerrados durante las próximas semanas. La supresión de un servicio no provoca que el usuario deje de necesitar dicho servicio si no que, de hecho, la actual crisis hace que los servicios sean más necesario que nunca. En este contexto, la Coordinadora solicita la conversión de dichos servicios en servicios de teleasistencia, así como, la creación de nuevos contratos de emergencia que permitan cubrir estas necesidades de refuerzo en teleasistencia de población mayor, población de amplia vulnerabilidad y otros tipos de población de riesgo.

Del mismo modo, se considera como especialmente vulnerable al colectivo de menores que sufren de pobreza infantil y que en nuestra Comunidad se sitúa en 3 de cada 10 niños. Estos menores en riesgo de exclusión social habitualmente reciben su única comida de calidad a través de los servicios de comedor de los centros educativos, que actualmente se encuentran cerrados. Por ello se solicita que los servicios de teleasistencia se hagan extensibles también a este colectivo.

Además de estas medidas orientadas a los colectivos de riesgo, desde la Coordinadora del Tercer Sector se solicita también al Gobierno la creación de medidas que protejan a las pequeñas y medianas ONGs que constituyen una parte importante del cuerpo asociativo de prestación de servicios públicos de la Comunidad. En este sentido, se reclama una asimilación con las PYMES que les permita acceder a los mismos mecanismos de ayuda y que hagan posible el desarrollo del teletrabajo, el aplazamiento de cuotas de la Seguridad Social, retenciones y otros impuestos, así como, la introducción de medidas de acompañamiento para casos de expedientes de regulación temporal de empleo derivados de la imposibilidad de ejecución de los servicios ante el cierre de centros. En adición a estas medidas, se solicita la creación de mecanismos de estímulo y de ayudas públicas para las entidades sociales autonómicas, incluyendo expresamente los créditos ofertables por parte de AVALMADRID e ICO. En relación con su actividad administrativa, la Coordinadora del Tercer Sector solicita la ampliación de plazos de justificación de las diferentes subvenciones recibidas dada la situación de excepcionalidad en que se encuentran las entidades sociales, así como, la publicación urgente o conversión en subvención nominativa puntual de aquellas ayudas que se encuentran actualmente en proceso de concesión, lo cual aliviaría sensiblemente la situación económica de las ONGs madrileñas.

Finalmente, en aras de lograr la mayor eficiencia posible, se insta al Gobierno a la convocatoria de una Mesa de Urgencia del Tercer Sector para coordinar una respuesta social a esta crisis y desarrollar un análisis de las medidas implantadas de manera conjunta con las entidades que cada día hacen posible la prestación de miles de servicios en la Comunidad de Madrid.